Fidel mantuvo una constante preocupación sobre el desarrollo agrícola del país

Lograr la soberanía alimentaria en Cuba, a partir de la producción en el país de semillas y otros insumos, fue una de las principales orientaciones que el Comandante  en Jefe Fidel Castro recomendaba, subrayó un experto en esta ciudad.

Sergio Rodríguez, director del Instituto Nacional de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT), comentó a la ACN que  el líder eterno de la Revolución mantuvo una constante preocupación sobre el desarrollo agrícola del país, y la aplicación en el campo de las novedades técnicas.

Recordó que ese centro científico tuvo sus orígenes en el Banco Provincial de Semillas Agámicas, en 1967,  y a mediados de 1969  se estructura como Centro de Mejoramiento de Semillas Agámicas (CEMSA),  dedicado a la investigación, desarrollo y producción de simientes de viandas y fruta bomba.

En 1976 Fidel visitó la institución y enfatizó en la necesidad de crear variedades de viandas de acuerdo con las condiciones del país, rememora.

Rodríguez relató que pocos años después se inauguró el INIVIT, para proveer a los agricultores de la base científico – técnica fundamental, y  contribuir a la sostenibilidad y competitividad de la cadena productiva.

El también miembro del Consejo de Estado significó que, por más de tres décadas, sus técnicos y profesionales han creado variedades de viandas diseñadas para las peculiaridades climatológicas de la Isla.

Destacó que anualmente ellos generan un promedio entre 35 mil a 53 mil plántulas, diseñadas  acorde con las necesidades de la producción agraria de la Isla, y en concordancia con las peculiaridades de cada región.

Todas  llegan a la base productiva con las indicaciones técnicas para su mejor aprovechamiento, acotó.

Esos materiales se multiplican en las 11 biofábricas del país, para asegurarles a los sembradores los materiales necesarios, aseveró.

Puntualizó que todas esas ideas, ya consolidadas en Cuba, fueron sugeridas en diferentes momentos por Fidel.

Rodríguez reconoció la importancia de estas labores,  porque apartan a Cuba de los vaivenes del mercado internacional,  en el que las transnacionales controlan el comercio de semillas y cada día elevan más sus precios.

Aseguró que esa realidad ubica al país en un lugar privilegiado en relación con otras naciones, porque mantiene la base requerida para la soberanía alimentaria.

Comentó que la visión previsora y futurista del líder histórico de la Revolución, permitió crear las condiciones para el desarrollo científico en la agricultura.

Fidel siempre tuvo presente la necesidad de instruir y capacitar a los campesinos, para que pudieran asimilar los adelantos técnicos, y eso dio origen a los diferentes programas de enseñanza práctica que ejecutan los profesionales de los centros científicos, en las fincas, directamente con los labradores.

Afirmó Rodríguez que la realidad agraria de Cuba actualmente dista mucho de la que existía en 1959 cuando triunfó la Revolución, y se debe a la guía del Comandante en Jefe Fidel Castro.

(Con información de ACN)

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s